miércoles, julio 25, 2012

EQUO RECLAMA UN IMPULSO A LA BICICLETA Y RECHAZA LA PRETENSIÓN DE USAR CASCO OBLIGATORIO

EQUO RECLAMA UN IMPULSO A LA BICICLETA Y RECHAZA LA PRETENSIÓN DE USAR CASCO OBLIGATORIO

Para EQUO la nueva normativa del Ministerio del Interior que impone el uso obligatorio del casco también en vías urbanas, supone una medida desincentivadora del uso de la bicicleta y por tanto un retroceso para conseguir ciudades más amables y saludables.
En este sentido, para EQUO, la mejor garantía para la seguridad, no sólo de los ciclistas sino del tráfico en general, es aumentar el número de ciclistas en la vía pública, mediante políticas adecuadas de fomento, como las que se llevan a cabo en los países líderes de Europa (Holanda, Dinamarca, Alemania…), donde el uso del casco no es obligatorio, ni siquiera en vías interurbanas. Por contra, la obligatoriedad del uso del casco produce una drástica disminución del número de ciclistas en las ciudades y el colapso de los sistemas de bicicletas públicas (Bicing, Sevici…) que se están implantando con tanto éxito en muchas ciudades españolas. Por ello EQUO reclama que el uso del casco sea optativo y no obligatorio.
EQUO considera muy positivo el notable incremento en el uso de la bici como medio de transporte, lo que redunda en una mejor salud de las personas que la utilizan y en una mejor calidad de nuestras ciudades.
Este partido también considera que es necesario hacer cumplir a los conductores el límite máximo de 50Km/h en las vías preferentes, límite que no es respetado en la actualidad.
Desde EQUO se propone reducir la velocidad del tráfico a 30Km/h en las zonas urbanas, coexistiendo la circulación por la calzada de coches y bicicletas. En todas las demás vías donde la seguridad del ciclista esté comprometida por la velocidad de los demás vehículos consideramos fundamental la segregación de carriles, así como la adaptación de cruces y semáforos. El coche no es el vehículo adecuado para cubrir la mayoría de las necesidades de movilidad urbana en  la ciudad como ocurre actualmente, por el espacio que ocupa, la contaminación que causa (incluida la acústica) y las inversiones en infraestructuras que exige continuamente. Debe reducirse notablemente su uso acometiendo medidas que fomenten el uso de otros medios de transporte alternativos como son el transporte público y la bicicleta.

.

Archivo del blog

.