sábado, octubre 20, 2012

EQUO apoya las movilizaciones en defensa de la Educación y advierte que la LOMCE supone un paso atrás en nuestro sistema educativo


 Para EQUO las continuas salidas de tono del ministro de Educación José Ignacio Wert son una demostración de su incapacidad para ejercer esta responsabilidad. EQUO ha expresado su apoyo a las movilizaciones que están teniendo lugar en Educación, tanto las organizadas por el el Sindicato de Estudiantes (del 15 al 19 de octubre) en defensa de la escuela pública como la histórica huelga general de familias y estudiantes convocada para mañana día 18 por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA). 
 Para EQUO estas convocatorias reflejan claramente el malestar que existe en la comunidad educativa ante los recortes aprobados, que ponen en riesgo la calidad del sistema público, y la errática política del gobierno en esta materia. 
 Para EQUO la Educación es el pilar básico en una sociedad democrática y la inversión en nuestros/as niños y niñas y jóvenes una prioridad absoluta. Por ello, entiende que el gobierno va justo en sentido contrario, y la actitud y falta de seriedad del Ministro Wert, merecen una contestación social importante. 

 Asimismo, EQUO ha expresado su preocupación por el anteproyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), ya que se trata de una norma elaborada sin contar con la comunidad educativa, que no ha sido diseñada para mejorar el sistema y que además es antigua en sus valores y concepción de la Educación. EQUO ha considerado que se trata además de una norma mercantilista y neoliberal que vincula la calidad a conceptos como competitividad y que viene marcada por el informe PISA promovido desde la OCDE, que es un organismo de carácter economicista y no pedagógico. 
 Para EQUO el anteproyecto otorga excesivo poder a la dirección de los centros frente al Consejo Escolar, que pasa a ser un órgano meramente consultivo, lo que supone un paso atrás en el funcionamiento democrático del sistema. Asimismo, establece que será la Administración quien elija a los directores a dedo, lo que puede permitir que el gobierno tenga un “brazo político” en cada centro y no garantiza la independencia de éstos. 
 Asimismo, contiene otros elementos preocupantes como las importantes ventajas que otorga a la educación privada (incluso la que segrega por sexos), la eliminación de Educación para la Ciudadanía que pasa a ser Educación Cívica y Constitucional, con menos horas lectivas y contenidos muy rebajados. 
 En definitiva, para EQUO el anteproyecto introduce elementos negativos y no soluciona los problemas actuales, por lo que ha reclamado su retirada y que se ponga en marcha una Mesa nacional de Educación para abrir un diálogo y promover una reforma educativa consensuada. Una reforma que garantice una Educación Pública de calidad, entendida ésta, no desde un punto de vista mercantilista sino de aprendizaje académico y humano. 
 EQUO también ha reclamado mayor democracia en los centros, lo que tiene que pasar por dotarlo de más autonomía y capacidad de decisión a los Consejos escolares donde están representados desde la Administración a las familias y profesores. Además, EQUO ha reclamado que se garantice, tras la desaparición de Educación para la ciudadanía, la educación en valores de reconocimiento de la diversidad en los modelos familiares y en la orientación sexual. Así, como en defensa de los Derechos Humanos y la lucha contra la pobreza y la desigualdad.

.

Archivo del blog

.