sábado, octubre 20, 2012

Victorino Alonso asegura que él no tomaba las decisiones para la destrucción de Chaves

Victorino Alonso asegura que él no tomaba las decisiones para la destrucción de Chaves

FUENTE: RADIO HUESCA 16/10/2012

El empresario Victorino Alonso declaraba este martes en el Juzgado de Instrucción número Tres de Huesca por el caso de la destrucción del yacimiento de la Cueva de Chaves. Sólo acepta su participación indirecta en la empresa propietaria del coto donde se encuentra el yacimiento, pero asegura que él no tomaba las decisiones, y que sólo conoce el coto porque iba a cazar 2 o 3 veces al año. En el año 2009 una máquina entró a la cueva y destrozó uno de los yacimientos neolíticos más importantes de la Península Ibérica.
Había dudas respecto a la comparecencia del empresario minero, puesto que en numerosas ocasiones, aunque por otros casos, ha hecho caso omiso a requerimientos similares de la justicia, pero finalmente viajaba a Huesca para declarar.
Su abogado asegura que no tiene ninguna relación con la sociedad Fimbas, la que gestiona el coto donde se encuentra el yacimiento, “ni con ninguna decisión que se haya tomado al respecto”. De esta forma el abogado defensor intenta echar por tierra las acusaciones de destrucción de uno de los yacimientos neolíticos mejor conservados de la Península Ibérica.
Los abogados de la acusación, la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Ecologistas en Acción y Apudepa, creen que Alonso conocía la importancia de la cueva y el valor incalculable del yacimiento, pero ordenó la actuación que terminó con los vestigios neolíticos. Ahora trabajarán para demostrar la relación directa y de momento hay un testigo que ha declarado que era Alonso quien daba las órdenes tanto en Fimbas como en la empresa propietaria de la máquina que destrozó los restos arqueológicos.
En el año 2009 una máquina procedió a la excavación indiscriminada de la cueva para habilitarla como corral para los animales que luego cazaba en el coto. Los restos arqueológicos de las capas superiores quedaron destrozados.
Hay otros imputados en el caso, Alejandro Millet, representante de la empresa Fimbas en el propio coto de Bastarás y Antonio Francisco de la Fuente, administrador de Fimbas.
En este caso continúa en fase de instrucción y, según el abogado de Ecologistas en Acción, Pablo Malo, el juicio podría tardar 2 o 3 años en producirse.
El juzgado de instrucción nº 3 de Huesca ha emitido una providencia por la que se ordena, la declaración como imputado de Victorino Alonso García, propietario del coto de Bastarás, por la destrucción del yacimiento arqueológico de la Cueva de Chaves, en el Parque Natural de Guara. También se imputa al responsable de la empresa de maquinaria FERPI, pero el juez ha solicitado información al Registro para conocer quién era el administrador de la empresa en el momento de la destrucción. 
Esta es la información que acaban de recibir Ecologistas en Acción y Apudepa, ambas partes posicionadas como acusación particular. Está previsto que en el mes de enero comiencen las declaraciones de los testigos y los imputados. Ambas organizaciones se muestran satisfechas con esta decisión pero los ecologistas echan en falta mayor motivación por parte del Gobierno de Aragón, que fue quien inició el proceso tras la destrucción del yacimiento. 
El juez pide al registro que aclare quien era el administrador de la empresa de maquinaria que destruyó los restos neolíticos en octubre de 2007. También solicita información al Gobierno de Aragón sobre la protección legal que tiene un espacio natural protegido como lo es el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, donde se encuentra la cueva. Para la asociación ecologista la imputación de Alonso era necesaria en la búsqueda de dichas responsabilidades. Consideran que es el responsable último de las dos empresas que intervinieron en la destrucción de la cueva: FERPI: propietaria de las maquinas que destruyeron por completo el yacimiento neolítico y su entorno y FIMBAS, la propietaria de los terrenos donde se encontraba. Ecologistas en Acción también muestra su satisfacción por el hecho de que el Juzgado haya aceptado su petición, de que el Gobierno de Aragón, redacte un informe sobre los valores y figuras de protección del entorno de la cueva, que también se vieron afectados. Recuerdan que además de las figuras de protección del patrimonio cultural del yacimiento, las actuaciones se desarrollaron dentro del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara y sobre las cuales FIMBAS está inmersa, como denunciada, en varios procedimientos judiciales por abundantes delitos medioambientales desde que fue adquirida por Victorino Alonso. 
El yacimiento neolítico de la cueva de Chaves, era considerado uno de los dos más importantes de la península ibérica, junto a la cueva de Or en Valencia. En marzo de 2009, por una visita de los responsables del museo arqueológico provincial de Huesca se conocía la noticia de que había sido destruido en su totalidad, cuando todavía quedaba por excavar más del 90% del mismo. Sin embargo el yacimiento había sido destruido en octubre de 2007. El procedimiento contra Victorino Alonso se encuentra en fase de instrucción. En enero está previsto que comiencen las declaraciones de los testigos e imputados.

.

Archivo del blog

.