miércoles, julio 01, 2015

Libertarian young poet

https://deliriosdelibertad.wordpress.com/


A ti.

Publicado: 2 noviembre, 2014 en Delirios personalesPoesía

Y es que te quiero… ¡Joder, que si te quiero!
A ti, rebelde insolente,
que no esperas en tu sofá a que la revolución llueva del cielo;
a ti, atea ferviente,
que no te inclinas ante ningún dios, ni aceptas ningún credo;
a ti, luchadora furiente,
insumisa batiente.
 
A ti, mi musa frecuente,
que no me necesitas ni a mí, ni mis “te quieros”;
a ti, guerrera vehemente,
que siempre has vivido libre y sin miedo;
a ti, diablilla inocente,
soñadora imprudente.
 
A ti, mujer diferente.
 
 

Noche de verano.

Publicado: 11 julio, 2013 en Delirios personalesPoesía
Humedad en el aire, sabroso aroma, 
y en su negro trono, orgullosa, la Luna.
En el cielo, rayos,
cuyo fugaz destello
trae jaurías de recuerdos
que le agarran por el cuello,
ladrando truenos de verdad.
Hasta los árboles murmuran.
 
¡Silencio! – grita.
Respira, dejándose seducir por la brisa,
y mientras su voz se marchita
aparece una sonrisa.
Son las ganas de llover,
y el brillo de la reina gris,
los atisbos de pasado
desde aquel cielo brindados
los que le hacen sonreír.
 
Silenciada ya su voz, inspira,
esnifando naturaleza,
sutil dosis de felicidad de máxima pureza.
 
 

Mírame.

Publicado: 7 julio, 2013 en Delirios personalesPoesía
Mírame.
Siénteme.
Fóllame.
Disfruta del momento,
que yo solo quiero prenderme y arder,
embriagarme de ti, disfrutar de tu ser,
rehusar de la fugacidad del tiempo.
 
Mírame.
Siénteme.
Siéntete.
 
 

Dime pues, amigo mío.

Publicado: 2 julio, 2013 en Delirios personalesPoesía
Bailaban las hojas con el viento al ritmo de las olas que con su susurro producía,
y cantaban los pájaros.
Bajo aquellas nubes, tiempo atrás admiradas, solo tú.
Pensativo, huraño.
Ante aquellas mismas escaleras por donde solías subir antaño
y que ahora ves como una metáfora de la vida,
peldaño tras peldaño.
¿Y para qué? ¿Acaso no eras más feliz cuando tan solo vivías el día a dia?
Dime pues, de que sirvió desparasitarse de la banalidad
si tras ello solo quedaste tú, ahora tan extraño.
Dime pues, si mereció la pena el llanto,
si mereció la pena el daño.
Dime pues, amigo mío, si tras todos estos años
hallaste alguna paz.
 

Rios de odio.

Publicado: 24 junio, 2013 en Delirios personalesPoesía

Ríos de odio recorren mis venas
y cada día, cada noche, lucho y grito de rabia.
Siento como se corroe mi ser y mi alma gime de dolor, 
un dolor como el que solo sufre un espíritu encadenado,
como el que solo entiende un guerrero sin esperanza,
un pájaro enjaulado que, como yo, ya no vuela,
otro pobre loco que, como yo, solo sueña libertad.
 

.

Archivo del blog

.