miércoles, diciembre 26, 2012

Sexactivismo. Amor contra violencia.


Jill Love, la musa del 25S, se desnudó para apaciguar los ánimos

El 25S, durante las manifestaciones en Neptuno, una mujer destacaba entre la multitud con su pose meditativo y el torso desnudo mientras móviles y cámaras de fotos y vídeos disparaban a su alrededor con ella como objetivo.¿Su nombre? Jill Love N. M. / L. C. 8 de octubre de 2012




El 25S, durante las manifestaciones en Neptuno, una mujer destacaba entre la multitud con su pose meditativo y el torso desnudo mientras móviles y cámaras de fotos y vídeos disparaban a su alrededor con ella como objetivo. Entre tanto, los convocantes proseguían con sus protestas y la Policía intentaba mantener el orden.
Jill Love, que así se llama la joven, ha decidido mostrar su cuerpo y su ideario en la revista Interviú, que le ha brindado su portada para ello. El motivo de su desnudo el 25S, según explica la directora, productora y guionista de cine, era apaciguar los animos entre manifestantes y agentes ante la situacción tan tensa que se estaba viviendo. Por eso, decidió ponerse entre ambos lados y se quitó el abrigo, la camiseta y el sostén.
Love se convirtió inmediatamente en la musa de las protestas, y el semanario la ha juntado en una imagen con otro de los protagonistas, el camarero Alberto Casillas, que se enfrentó a la Policía e impidió que los agentes entraran en su bar, repleto de participantes en la convocatoria.
La fotografía de ese día, titulada por ella misma `Love Revolution´, ha sido recogida por los medios de comunicación de medio mundo. En el reportaje, la joven afirma que, frente a los que le acusan de buscar la fama en un momento poco apropiado pero muy oportuno, quería "hacer entender a los gobernantes nuestro desnudo ante los recortes".



Entrevista exclusiva a Jill Love: la venus desnuda que emergió en plena batalla Por  el 28 septiembre, 2012

¿De dónde sale esa Venus desnuda que emergió en plena batalla…?

Estaba a dos metros del cordón policial y de las vallas que bloqueaban la calle que te lleva al Congreso entrando por Neptuno. De repente me encontré entre los manifestantes que estaban siendo golpeados por los antidisturbios. Nos empujaron y a los que estaban delante de mí les dieron con la porra. Fue un momento de mucha violencia. Pensé que tenía que actuar deprisa y hacer algo que calmara ambos lados… Me quité el abrigo, la camiseta y el sujetador y me lo enrollé en mi cintura. Me arrodillé delante de la policía y recé a Isis con los ojos cerrados. Me concentré por un tiempo indefinido. Luego abrí los ojos y estaba rodeada de fotógrafos. Me levanté y anduve un poco, acercándome a la valla. Un policía quiso detenerme y me metí entre la muchedumbre. Me vestí y seguí manifestándome como los demás. Por unos instantes causé distracción y apacigué en cierto modo los ánimos. Yo solo mostré mis armas, mis desnudas carnes, en son de paz.
¿Qué imán te llevó hasta al Congreso?
Quería vivirlo en primera persona, sentirme parte de aquello. El Congreso pertenece a los ciudadanos y a mí también. Hay que salir a las calles ahora más que nunca. El Gobierno portugués está reconsiderando los recortes hechos como resultado de la última manifestación. Marcamos la diferencia aunque se intente convencer de lo contrario por parte de los medios informativos, que no son más que prostitutas del alma al servicio de los políticos desalmados.
¿Por dónde hay que recortar?
Recortamos una P al PP, para que nos quede Paz. Aparte de recortar en coches oficiales, dietas y viajes de los altos cargos, presupuesto de la Casa Real y sueldos de los políticos. Recortar en armamento para incrementar más la educación, la cultura y el arte, que son las más poderosas armas de un pueblo.
¿Qué sentiste ahí, ante toda esa gente…?
Me fui sola a la manifestación y en menos de una hora, entre las mareas humanas de hermanos y hermanas, me sentí parte de un todo. Actuábamos como un solo organismo. Tenía los pelos de punta en todo momento. Vi en primera persona cómo la agentes de policía infiltrados provocaban los enfrentamientos…

.

Archivo del blog

.