miércoles, noviembre 07, 2007

Cómo reducir el volumen de los envases, botellas de plástico, latas y bolsas antes de depositarlos en el contenedor amarillo para su reciclaje

Cómo reducir el volumen de los envases, botellas de plástico, latas y bolsas antes de depositarlos en el contenedor amarillo para su reciclaje
Así conseguimos aumentar la capacidad de los contenedores y el volumen transportado por los camiones que los vacían, facilitando la reducción de la frecuencia de vaciamiento.

-LATAS. Para aplastar las latas es preciso poseer cierta fuerza física en las manos y brazos. Se procede del siguiente modo: Se agarra la lata con firmeza por sus dos extremos con ambas manos. Se aplica un movimiento de torsión en sentido opuesto a cada extremo a la vez que se va comprimiendo longitudinalmente. En varias fases, y cambiando los puntos de agarre, se va consiguiendo la aparición de líneas de plegamiento que permiten comprimir poco a poco la lata. Con los dedos pueden crearse nuevas líneas de plegamiento en zonas que han quedado lisas. Finalmente se completa el aplastamiento con un pisotón contra el suelo quedando la lata reducida a un cuarto o quinto de su volumen inicial. (Otro procedimiento para aplastar latas creando el vacío mediante un experimento de física recreativa.)

-BOTELLAS DE PLÁSTICO, BIDONES Y ENVASES DE PRODUCTOS DE LIMPIEZA (PVC, PET...) Se pueden comprimir en sentido longitudinal (de arriba a abajo) o tranversal (lateralmente), después de quitar el tapón o cierre. Si no tenemos bastante fuerza con las manos es muy cómodo sentarse encima o pisarlas, volviendo a poner el tapón una vez que hemos sacado el aire. El resultado es un aplanamiento considerable hasta una décima parte o menos del volumen inicial ocupado.

-TETRABRICK DE LECHE O SIMILARES. Despegamos las puntas, vaciamos las últimas gotas de líquido retenidas y aplanamos en envase, separando las partes de plástico si disponen de cierre o tapón.

-BOLSAS. Las de supermercado (finas) pueden usarse como bolsas para tirar la basura orgánica o los envases reciclables al contenedor amarillo. Otros envoltorios y bolsas (limpias de grasas, pegamentos, sustancias químicas o alimentos) se pliegan creando una superficie plana,o en triángulos sobre si mismas o se enrollan haciendo nudos.

-ENVASES DE YOGUR, HELADOS, FLANES... Se pueden introducir unos dentro de otros.

-SOBRES CON VENTANA Y ENVOLTORIOS MIXTOS DE PAN, BOLSAS DE BOUTIQUE... Las partes de papel y plástico deben separarse manualmente para depositar cada material en su lugar. Las asas de tela o cordones se tiran a la basura junto con las bolsas manchadas de aceites, grasas o pinturas.
video video

2 comentarios:

Dubitador dijo...

Hola Profesor de ESO.

Precisamente porque comparto el espiritu que percibo en tu BLOG oso indicar que la pagina adolece de un detalle de diseño que calificaria como horrible, al punto de que invita a no repetir la visita. Ese fondo azul es una tortura para la vista y no deja leer, oculta el mensaje y lo interfiere desastrosamente. Sugiero cambiarlo por un fondo blanco. En los tres navegadores mas populares iExplorer,Firefox y Chrome el efecto es igual de malo.

Respecto a mejorar la recogida selectiva de residuos, procurando que ocupen el minimo volumen posible en los contenedores, concuerdo con todas las sugerencias que indicas.

Sin embargo creo que la recogida selectiva de basuras mejoraria mucho si se cambia su enfoque.

Creo que las basuras son una responsabilidad publica y que el eventual ahorro en costes que suponga entregar el proceso a la inciativa privada equivale a barrer debajo de la alfombra, puesto que habra que subvencionar a las empresas recicladoras y encima se hará mal, esto es enviando demasiado material a los vertederos.

Por mucho que se avise, conciencie, vigile y castigue... los distintos contenedores terminan recibiendo residuos que no corresponden, con lo que cada empresa recicladora debera proceder a un meticuloso cribado.

Deberian existir tan solo tres clases de contenedores:

A) De puras basuras
B) De cosas putrescibles
C) De cosas no putrescibles

Solo seria imperativa la recogida diaria del primero y aun asi su contenido deberia ser examinado.

Entre las cosas no putrescibles se incluirian envases, metales, vidrios, papel, maderas, cartones etc.

En unas instalaciones al caso se procederia al cribado y allá acudirian las empresas de reciclaje a comprar material al peso.

Quizas la planta de cribado no llegue a autofinanciarse, pero supongo se podria derivar hacia ella buena parte de las subvenciones que actualmente reciben las empresas de recogida y reciclado.

profESO dijo...

Para gustos están los colores. El procesador de texto Wordperfect que fue en su tiempo el estándar del mercado tenía una hoja en "blanco" azul marino. El blanco hace daño a la vista y consume más energía.

.

Archivo del blog

.