jueves, julio 05, 2012

EQUO CONSIDERA QUE LAS AFIRMACIONES DEL MINISTRO CAÑETE SOBRE EL MAÍZ TRANSGÉNICO EVIDENCIAN DE NUEVO QUE EL GOBIERNO DEFIENDE INTERESES DE LAS GRANDES CORPORACIONES

   Para EQUO las declaraciones del Ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Arias Cañete, en las que afirma que “el maíz transgénico es más ecológico que el tradicional” además de ser una inmensa mentira, es la demostración final de qué intereses representa el partido que actualmente gobierna España. 
  En este sentido para EQUO, y al margen de la imprecisión que supone aludir al maíz “tradicional” en lugar de “convencional” (que es el nombre que reciben los cultivos no-ecológicos y no-transgénicos), se trata de una mentira sin precedentes porque los riesgos sanitarios, sociales y ambientales de los cultivos transgénicos no solamente han quedado más que demostrado en más de una década de cultivo en España, sino que en nuestro país (único de la UE que tolera éstos a gran escala(En Gran porcentaje en Aragón) -entraron con el primer gobierno de Aznar-) ha desaparecido precisamente el cultivo ecológico de maíz debido a la presencia de los maíces modificados genéticamente de la multinacional norteamericana Monsanto. 
  EQUO ha recordado que el cultivo de maíz transgénico de Monsanto MON 810, está prohibido en Grecia, Austria, Hungría, Francia, Luxemburgo, Alemania, Polonia, Italia y Bulgaria, y que cada año se descubren nuevos efectos perjudiciales de estos organismos en el ecosistema. A todo esto hay que añadir que su desarrollo permite aumentar el control de la alimentación y de la agricultura por parte de las grandes corporaciones, lo que supone un atentado contra la soberanía alimentaria. En tecnociencia, y sobre todo en todo lo que tenga que ver con producción de alimentos, siempre debe prevalecer el principio de precaución. 
  España es el único país de la UE que tolera el cultivo de maíz transgénico a escala comercial (unas 100.000 hectáreas se dedicaron a este cultivo en 2011), debido a permisividad y al oscurantismo de los distintos gobiernos (primero del PP y después del PSOE), los cuales, como se demostró tras la publicación de los cables de Wikileaks sobre este asunto, han trabajado en favor de los intereses de EEUU y de sus multinacionales biotecnológicas. 
  Respecto al decreto que prepara el gobierno para regular la distancia entre cultivos modificados genéticamente y no, EQUO ha afirmado que se trata de una norma importante porque según cómo se fijen las distancias se puede paralizar su cultivo o fomentarlo, y todo parece dejar claro que el objetivo del gobierno, una vez más, es favorecer a las multinacionales frente a los agricultores y los consumidores.

.

Archivo del blog

.