martes, abril 27, 2010

El Frontal de Liesa. La leyenda del martirio del santo San Vicente contada por un pintor medieval

HUESCA. La leyenda del martirio del santo San Vicente contada por un pintor medieval. M. P. Huesca 22/01/2010 a las 06:00 ANTONIO GARCÍA

La obra, de autor anónimo, se conserva en la sede de la Diputación de Huesca.
El 'Frontal de Liesa' (S. XIII), propiedad de la DPH, relata en doce escenas el martirio y muerte de San Vicente. ANTONIO GARCÍA El 'Frontal de Liesa' (S. XIII), propiedad de la DPH, relata en doce escenas el martirio y muerte de San Vicente.

Una excepcional pieza del arte románico, del siglo XIII, el 'Frontal de Liesa', propiedad de la Diputación Provincial de Huesca, narra el martirio y traslación del cuerpo de San Vicente en 12 compartimentos, dispuestos en tres hileras con cuatro escenas cada una. Toda una historia, una leyenda que todavía muchos oscenses no conocen.

Esta pintura medieval, realizada por un autor anónimo sobre pergamino y encolada en tabla, ha sido uno de los soportes más utilizados para explicar la historia del segundo patrón de Huesca. Así se viene haciendo en la 'Ruta Teatralizada Vicentina' que cada año organiza el Ayuntamiento de la capital.

También es una de las referencias más importantes en internet en relación con San Vicente. La página www.romanicoaragones.es, de la que es autor el cirujano oscense Antonio García Omedes, permite apreciar la obra en su conjunto y también escena por escena, acompañada de interesante documentación. También la web liesa.info, de la Asociación de Amigos del Liesa, recurre a esta obra artística para explicar cada uno de los doce pasajes en que relata la pasión de San Vicente:

1 Detención de San Vicente y San Valero. La guardia imperial detiene al obispo San Valero y a su diácono San Vicente, acusados de impiedad, es decir el culto a falsos dioses, y desobediencia al Emperador.

2 Los Santos, ante Daciano. Interrogatorio del obispo Valero por parte del prefecto Daciano, encargado de contener la expansión cristiana. Pero ante la escasa facilidad de palabra del obispo Valero (era tartamudo), su diácono Vicente lleva el peso de las respuestas y lejos de retractarse de su fe se afirma contundentemente en ella ante el prefecto.

3 San Valero, desterrado, a otra ciudad. La osadía de Vicente hace que sean encarcelados. No obstante, el obispo Valero es enviado al exilio, mientras que a Vicente se le reserva el martirio sin paliativos.

4 Flagelación de San Vicente. En la tarea de "ablandamiento" del mártir, se le aplica una sesión de latigazos, aunque en la leyenda oficial esta escena debería ser la 5ª, y la del potro la 4ª. Cuenta Santiago de la Voragine en la Leyenda Dorada que el Santo recibió todos los tormentos con impasibilidad, lo cual enfureció hasta tal punto a Daciano, que él mismo se puso a fustigar a los verdugos para que incrementaran el castigo.

5 San Vicente atado al ecúleo. San Vicente es sometido en el potro o ecúleo al tormento de descoyuntar sus miembros. Este era, normalmente, el primero de los tormentos a los que eran sometidos los reos, en este caso es el segundo.

6 El cuerpo desgarrado de San Vicente es sembrado de sal. Cuenta la Leyenda Dorada que San Vicente sufrió un martirio similar a San Lorenzo (en lo que parece rasgo distintivo de los santos oscenses) consistente en ser colocado en un parrilla sobre un vivo fuego, mientras se le aplican tormentos suplementarios como el es
parcir sal sobre su cuerpo o rasgarle sus carnes con herramientas incandescentes. Como podemos apreciar Vicente es reconfortado desde el Cielo y, a pesar de la dureza de tormento, no morirá. Ante el hecho, Daciano decide cambiar de estrategia y manda encarcelarlo en una lóbrega celda inmovilizando sus pies con el cepo de madera.

7 San Vicente en su lecho de muerte. La celda no solo no consigue quebrar la enterez
a del Santo sino que incluso parece mejorar su estado. Daciano, en un último esfuerzo, concibe la estrategia de agasajarlo y cuidarlo hasta que Vicente se acostumbre para, a continuación, reanudar la tortura. Por tanto lo hace depositar en una cómoda y rica cama y prodigarle los cuidados que necesite. Paradojas de la vida, el Santo, en lugar de sanar muere, cuando parecía todo a su favor.

8 El cuerpo de San Vicente es expuesto a las fieras. Pletórico de rabi
a por su derrota, Daciano ordena que el cadáver sea expuesto en un descampado para que desaparezca esparcidos sus restos y devorados por las alimañas. Pero ángeles de Cielo velaron el cadáver para que tal cosa no ocurriera, incluso un cuervo cooperó en tal menester ahuyentando a aves de rapiña y fieras.

9 El cuerpo del Santo es arrojado al mar. Conocedor Daciano de estos hechos ordenó que el cuerpo del Santo fuera atado a un bloque de piedra y arrojado al mar.

10Recogida de los restos del Santo en Lisboa. La Leyenda Dorada relata como, antes de qu
e la nave que lo echó al agua, regresara a puerto, los restos de San Vicente eran empujados a la orilla y recogidos por una comitiva encabezada por un obispo y otros cristianos avisados sobrenaturalmente por el Santo.

11 Tañen las campanas en Lisboa. Se puede apreciar el júbilo de la ciudad de Lisboa (Lisibona) ante la llegada de los restos del Santo, algo que debió ocurrir en plena Edad Media y fue consecuencia de la ocupación
musulmana de la Hispania visigoda y en concreto de la ciudad de Valencia donde, al parecer, estaban depositados sus restos.

12 Funeral cristiano de San Vicente. San Vicente, amortajado, recibe el funeral cristiano.

Una copia del Frontal, realizada en el taller de restauración de Domingo Subías, se encuentra en Liesa.

* Ruta vicentina o camino de San Vicente.

1 comentario:

VIAVICENTIUS dijo...

La Asociación VIA VICENTIUS VALENTIAE , que presido , está recuperando un camino histórico desde Roda de Isábena hasta Valencia que rememora los pasos de San Vicente Mártir , el gran patrón de Valencia, cuando en el siglo IV fue apresado en Caesar Augusta junto al Obispo Valero por los soldados romanos enviados por el Cónsul Daciano y trasladado a Valencia para sufrir martirio ante la negativa a renunciar a su fe. Así la difusión del conocimiento de este hecho provocó en los siglos siguientes una corriente de peregrinaciones desde toda Europa hasta Valencia para visitar los restos del mártir , convirtiéndose este fenómeno en algo muy anterior a las peregrinaciones medievales a Santiago de Compostela.

Todos los detalles del Camino de San Vicente Mártir, que discurre desde Roda de Isábena, hasta Traiguera, atravesando de Norte a Sur la provincia de Zaragoza , y enlazando con la antigua VIA AUGUSTA hasta llegar a Valencia en un camino de unos 750 km , y multitud de aspectos históricos y leyendas del santo pueden consultarse en las webs que la asociación ha creado en Internet: www.caminodesanvicentemartir.es y http://viavicentius.blogspot.com. En ellas, junto a la información práctica como mapas y perfiles de la ruta, el peregrino puede acceder a consejos para caminantes, un foro especializado y abundantes datos sobre la biografía de San Vicente Mártir y el arte o la arquitectura dedicados al Santo, además de consultar la Carta Vicentina y el Libro de Peregrinos, e incluso obtener la Credencial Vicentina. Asimismo realizamos reportajes ,conferencias, videos y artículos que pretenden difundir la historia del santo . Se insiste particularmente en la idea de que este es un gran proyecto de recuperación histórica que queda al servicio de la sociedad con aspectos tan maravillosos como son las peregrinaciones ,el senderismo , el cicloturismo y la recuperación del tránsito por pueblos olvidados y de la misma Via Augusta como parte de su trayecto. Un saludo afectuoso.

Salvador Raga Navarro
PRESIDENTE
Asociación VIA VICENTIUS VALENTIAE - VIA ROMANA

www.caminodesanvicentemartir.es
http://viavicentius.blogspot.com/

.

Archivo del blog

.